Malta Caníbal, la cerveza chalquense que te hará el día en tiempos de coronavirus

La contingencia del coronavirus COVID-19 nos trajo algunas restricciones a las que no estábamos preparados tanto como consumidores como para aquellos pequeños y medianos comercios (PyMES) y en el sector de industria de la cerveza artesanal, el impacto fue inmediato. 

De acuerdo con datos de la Asociación Cervecera Mexicana (Acermex) al inicio de la contingencia, 96% de las cerveceras artesanales pararon sus operaciones completa o parcialmente y vieron un desplome de sus ventas en 76%; además, el sector espera cerrar con ventas 50% por debajo de las del 2019.

Un Caníbal que gana terreno

Malta Cabibal es una marca que nació en 2017 en la región de Los Volcanes, en Chalco Estado de México. 

Sus creadores, Jorge Paredes, socio fundador y maestro cervecero  junto a su pareja y socia Diana Hernández, emprendieron su proyecto en 2017. 

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Desde entonces, se han codeado con otras maestros cerveceros en concursos como Cerveza México, que congrega a la ‘crema y nata’ de la industria de la cerveza artesanal,  donde ganaron el tercer lugar en la categoría amateur de la edición 2018 y al año siguiente también ganaron la medalla de bronce en un concurso convocado por la única escuela de Beer Sommeliers en México

En ambos certámenes, su estilo Báltic Porter de su cerveza Fiebre Volcánica cautivó a jueces de talla internacional como John Palmer, considerado uno de los gurú más importantes en la industria de la cerveza artesanal. 

Jorge y Diana no quitan el dedo del renglón, a pesar de la contingencia sanitaria por el coronavirus, buscan mantenerse vigentes entre sus clientes y llegar a nuevos consumidores. 

Jorge Paredes señala que la contingencia provocó que sus ventas se desplomaran un 90%. Tenían planes para invertir capital propio y adquirir más aditamentos para ampliar su producción. 

Sin embargo, ahora sus planes se aplazaron y no están produciendo, pero esperan que cuando pase la cuarentena, sus ventas se recuperen hacía noviembre o diciembre. 

Mientras, Jorge y Diana  tratan de vender sus cervezas por pedidos a través de sus redes sociales en las que sus clientes los buscan y donde también han llamado la atención más personas. 

Su principal mercado es la Ciudad de México en bares y restaurantes, donde incluso diseñaron una cerveza tipo oatmeal stout para el café temático LoveCraft. 

Orgullosamente chalquenses

“Lo que haría falta es que incluso como cerveceros le diéramos difusión a nuestra zona para impulsar la economía local y parte de lo que buscamos es que la gente pruebe otro tipo de cervezas porque estamos acostumbrados a las claras y obscuras que si vemos fríamente, esos términos no existen y nos hicieron creer que es lo único que había, más bien las familias son lager o ale  y de ahí se derivan otros estilos”. 

También han incursionado en Puebla, pero en la Región de los Volcanes, en Chalco de dónde son originarios, se aliaron con cafés, bares y restaurantes. 

Jorge reitera que la cerveza artesanal necesita más apertura, lugares donde puedan mostrar sus creaciones a través de experiencias como catas en donde se ofrece una amplia explicación de la cultura, los estilos, su elaboración y tipos de maridaje. 

Incluso expresa Jorge, dentro del mismo mundo cerveceros artesanales han encontrado cerrazón de grupos más consolidados que también organizan festivales o para entrar a algunos restaurantes. 

Creando experiencias

Jorge señala que el negocio de la cerveza artesanal es difícil ya que compite con los precios de cervezas comerciales que cuestan a veces tres veces menos. 

“A todos nos gustan las micheladas, pero la gente se cierra y no quiere probar más allá y lo que buscamos como cerveceros es que se animen a probar nuestros estilos y que los locales también nos aperturen espacios”. 

“Por ello buscamos hacer alianzas con otros negocios de la zona para impulsar la cultura cervecera pero también apoyarnos mutuamente”, destaca Jorge. 

Jorge nos recomienda dos de sus estilos: 

Muerte Astral es una porter, se lleva bien con postres como pastel de chocolate, un tiramisú; también con quesos fuertes o carnes asadas, barbacoa y un rib eye. 

Además, recomiendan la Tropicanibal, una blonde ale, ligera refrescante con olor a malta dulce con ligero toque de lúpulo que le da su toque tropical. Su amargor es ligero y su carbonatación es ligera, ideal para tiempos de calor. 

Se puede acompañar con carnes blancas como pescados o pollo y como es cítrica también se puede acompañar con postres como un pastel de zanahoria, limón o hasta dulce de  calabaza con leche. 

Por último, Jorge y Diana nos adelantaron que cuando pase la cuarentena alistaran un evento para celebrar el tercer aniversario y en Xicalli habrá una dinámica especial para obsequiar algunos pases, por lo que los invitamos a estar atentos a nuestra página y redes sociales. 

¡Comparte! éste texto si te gustó y recuerda #ConsumeLocal

A %d blogueros les gusta esto: